Categorías
Sin categoría

Poemas a la carta desde la Casa Silva

La casa donde murió el poeta José Asunción Silva es un emblema para Colombia. Desde el 24 de mayo de 1986, la Casa de Poesía Silva permanece activa ininterrumpidamente

La casa donde murió el poeta José Asunción Silva es un emblema para Colombia. Desde el 24 de mayo de 1986, la Casa de Poesía Silva permanece activa ininterrumpidamente

Bogotá sigue siendo una ciudad representativa de las letras, en el siglo XIX, era visitada por decenas de poetas del mundo. Los invitamos a conocer el lugar donde sin ser poeta usted será bien recibido.

Por Esteban Hincapié Barrera.

La casa donde murió el poeta José Asunción Silva es un emblema para Colombia. Desde el 24 de mayo de 1986, fecha de inauguración de la Casa de Poesía Silva, 100 años después del fallecimiento del poeta, la Casa permanece activa ininterrumpidamente. Su fundadora, María Mercedes Carranza, dejó un legado que mantiene su actual director, Pedro Alejo Gómez.

Casa de Poesía Silva. Foto: Tony Árevalo

Este lugar, situado en el corazón del barrio La Candelaria tiene un auditorio para lecturas y presentaciones de libros, una biblioteca especializada en poesía, dos patios, una fonoteca y una librería. Acá podemos escuchar las voces de los escritores más reconocidos, así como adquirir libros de poesía universal e incluso dedicar poemas a la carta. Más de 16 mil pistas para escuchar y millares de libros pueden ser consultados, leídos y adquiridos.

La Casa cuenta con visitas guiadas. Rodolfo, guía y tallerista del lugar, nos dice que parte de lo más relevante de la Casa y su historia, es que el poeta escribe el Nocturno, poema que recordamos y está grabado en el antiguo billete de 5.000 pesos. La obra y la vida de Silva, así como la importancia de cada rincón de la Casa se nos cuenta de manera exacta en cada una de las visitas.

Casa de Poesía Silva. Foto: Tony Árevalo

La dirección de la Casa cuenta con un grupo de colaboradores que se acompañan como una familia: Pedro Alejo, Elvia, Dora, Johana, Rene, Alma, Ana, Maryluz y Don Eduardo mantienen un acogedor ambiente; como un reloj antiguo engranan oficios y servicios para hacer sentir cómodo a quien entra en este recinto de amistad y poesía. Las paredes contienen gran parte de la memoria visual de la historia de la poesía. De Greiff, María de las Estrellas, Jattin y Aurelio Arturo, son algunas de las miradas que desde los muros celan la belleza de esta casa que mantiene los cuidados arquitectónicos desde el siglo XIX.

Casa de Poesía Silva. Pedro Alejo Gómez

Talleres, conferencias, recitales y recepciones a poetas extranjeros son algunos de los programas que continúan. La presencia de la Casa Silva en los colegios del distrito ha logrado una sensibilización de los jóvenes. La Casa tiene la misión de llevar la poesía a escritores y no escritores. “No se necesita ser poeta para que disfrutes de la poesía”, nos recuerda Maryluz.

Casa de Poesía Silva. Foto: Tony Árevalo

Todos los viernes en la noche hay lecturas en la librería, los talleres en los CREA continúan, la labor en las cárceles sigue y permanece el concurso anual que cuenta con un premio de 10 millones de pesos. La Casa de Poesía Silva cuenta con el apoyo del Idartes y el Ministerio de Cultura, pero fundamentalmente con el apoyo de su capital humano. Elvia Ledesma confirma: “Esta casa es más que una casa, acá solo faltan las camas para quedarse”. ¡Bienvenidos!

Dónde: Calle 12C # 3-41
Horario: lunes a viernes, 9:00 a.m. a 1:00 p.m. y 2:00 a 6:00 p.m.
Entrada libre a todas las lecturas
Teléfono: 7574115
Correo electrónico: casadepoesiasilva@casadepoesiasilva.com
Info.: casadepoesiasilva.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *