Categorías
Sin categoría

El Atelier de André Tarditi

El chef André Tarditi se remarca en el Siete de Agosto con esta nueva y exclusiva propuesta: el Atelier de la Plaza.

Tras haber fundado la Trattoria de la Plaza en 2013, y la Tapería de la Plaza en 2017, el 7 de Agosto se ha convertido en el territorio de este chef bogotano que marcó un referente en la gastronomía local. Ahora, se remarca en la zona con esta nueva y exclusiva propuesta: el Atelier de la Plaza.

Si traducimos literalmente del francés, ‘atelier’ significa ‘taller’. Sin embargo, cuando se emplea esta palabra no se habla de cualquier tipo de taller, sino de ese en el que los artistas trabajan.

Atelier de la plaza. André Tarditi entrevista. Foto: Comidin.com

Precisamente, Atelier de la Plaza es ese espacio VIP que Tarditi había estado pensando desde que montó la Trattoria, pero que la demanda -afortunadamente- no le había permitido consolidar allí. Un lugar donde, además de ofrecer la privacidad que ciertos clientes anhelan, el chef deje fluir su inspiración al cocinar.

Hoy el restaurante es una realidad que, ubicado a solo unos pasos de sus antecesores y con una cava que alberga cerca de 700 referencias de vinos, llegó para conformar la ahora trinidad de Tarditi en el 7 de Agosto.

Atelier de la plaza. André Tarditi entrevista. Foto: Estefany Daza - Zona Cinco Escuela de cine y Fotografía - www.zona-cinco.com

DC: ¿Cómo conformó la carta?
André Tarditi: Al principio yo no iba a hacer una carta. Quería simplemente estar haciendo platos todos los días, pero es un concepto difícil porque muchas personas hoy en día tienen una cantidad de restricciones. Entonces decidí hacer una carta francesa que tiene mucho que ver con el nombre del Atelier, que todo el mundo lo relaciona con un nombre francés. De todas maneras, el concepto inicial que tenía, de hacer unos platos de mi inspiración, sigue vigente. Entonces, tengo la carta, pero adicional a eso yo todos los días estoy haciendo dos o tres platos adicionales, pero tengo una oferta que puede ser la carta o pueden ser los platos.

Atelier de la plaza. André Tarditi entrevista. Foto: Estefany Daza - Zona Cinco Escuela de cine y Fotografía - www.zona-cinco.com

DC: Se ha convertido en un referente de la gastronomía en Bogotá por lo que hizo con la Trattoria de la Plaza, ¿siente que eso lo ha comprometido?
Sí, claro. Digamos que lo más importante para mí siempre es mantener la calidad de los productos, es el principio de mi cocina; y el compromiso con los colombianos es ese: siempre estar manteniendo la calidad, desarrollando nuevos platos, nuevas recetas, y dándole siempre a los clientes las dos alternativas: una comida de muy buena calidad y que siempre van a encontrar platos diferentes en la carta. La carta yo la cambio más o menos cada tres o cuatro meses.

Atelier de la plaza. André Tarditi entrevista. Foto: Estefany Daza - Zona Cinco Escuela de cine y Fotografía - www.zona-cinco.com

DC: A parte de la ventaja que es para sus restaurantes, ¿qué es lo que más le gusta de las Plazas de Mercado?
Alrededor de las plazas de mercado hay un ambiente muy particular de personas que tienen una relación directa con la comida, con los alimentos. La Plaza de Mercado para mí representa la despensa que yo tengo cercana y a la mano, donde consigo siempre los productos frescos. Pero en las de Colombia desafortunadamente la oferta en el tema de carnes, pescados, pollo y cosas de ese estilo, todavía les falta demasiado en cuanto a calidad y cumplimiento de ciertas normas y cosas. Entonces yo ese tipo de productos no los compro en la plaza. En la plaza compro solamente lo que son frutas y verduras.

Atelier de la plaza. André Tarditi entrevista. Foto: Comidin.com

DC: Recomiéndenos una entrada, un plato fuerte y un postre
Una entrada que me gusta muchísimo son las mollejas de ternera con mostaza Dijon. Lo acompañaría sin duda con espumante rosado o blanco. De plato fuerte, recomendaría el filet mignon, que es el clásico francés acompañado con papitas a la francesa o con arroz también y me iría con un Cabernet Sauvignon, por ejemplo. De postre, el infaltable francés que es la crème brûlée, un postre típico de todos los restaurantes en Francia.

Dónde: Calle 66 # 22-31
Horario: lunes a sábado, 12:00 m. a 10:00 p.m. (previa reserva, festivos sujetos a reservas)
Rango de precios: platos fuertes, entre $30.000 y $70.000; tragos, entre $7.000 y $97.000
Teléfono: 3212031236
Instagram: @atelierdelaplaza

Categorías
Sin categoría

El Chato: el mejor restaurante de Colombia

A propósito de este reconocimiento, recordamos la entrevista que le hicimos al chef Álvaro Clavijo para nuestra edición 90

Tres años después de que abriera sus puertas, el restaurante de Álvaro Clavijo, El Chato, fue reconocido en el puesto número 7 de los mejores restaurantes de Latinoamérica en los 50 Best de 2019, lugar nunca antes logrado en la cocina local.

Escalando 14 posiciones a su logro del año anterior, El Chato debutó en el puesto 21 de los Latin America’s 50 Best Restaurants en 2018. El éxito de este bistró contemporáneo surge de la combinación de muchas técnicas e ideas de su chef y propietario, quien trabajó en restaurantes como el Cordon Bleu, el Atelier en París, Per Se y Atera en Nueva York y en el Noma en Dinamarca.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Restaurante El Chato (@elchatobogota) el

A propósito de este reconocimiento, recordamos la entrevista que le hicimos al chef Álvaro Clavijo para nuestra edición 90, correspondiente a agosto de 2017:


Este 2017, El Chato estrenó nuevo espacio y una nueva carta con la que busca seducir al consumidor. En Revista DC nos interesó tanto su propuesta, que entrevistamos a su chef y creador.

Durante su formación en el extranjero, pasando por ciudades como París o Nueva York, Álvaro Clavijo se percató de algo: el colombiano no explota la riqueza de los ingredientes que su tierra le ofrece. Por ello, con El Chato, ha trabajado en presentarle al consumidor una propuesta que, más allá de ofrecer platos nunca antes vistos, consiste en presentar lo que ya ha comido, pero de una manera nueva. Con ingredientes que no se hubiese atrevido a probar.

En su carta, pequeña pero con una oferta contundente, destacan el cangrejo, el tartare de res, corazones de pollo, la chata madurada, la silla de cordero, la ensalada de palmitos y un postre de merengue con lulo y guanábana; pero, sin importar qué plato se escoja, cada uno ofrece una mezcla de sabores y texturas que buscan innovar al comensal.

El Chato Álvaro Clavijo

DC: Con tantas propuestas que se encuentran en la actualidad, ¿cómo innovar a los comensales colombianos?
Realmente lo que nosotros apuntamos en el restaurante y nuestra inspiración es tratar de tener una muy buena calidad en la comida y ser muy consistentes en todo lo que hacemos. Trabajando con ingredientes, que para la gente pueden ser innovadores, con mucha técnica.

DC: El Chato resultó de una investigación de dos años sobre ingredientes colombianos y comida típica del país, ¿cómo fue eso?
Realmente no fue una investigación de que me haya puesto a irme por toda Colombia, mirar preparaciones tradicionales, ingredientes tradicionales, sino todo lo contrario. El restaurante nació por la curiosidad de los ingredientes que no están muy explotados en el país y que la gente no acostumbra mucho a usar en su mesa. Entonces nuestra idea era trabajar con ingredientes que para nosotros no eran tan comerciales y tan fáciles de utilizar. Así nació la idea de la comida que actualmente preparamos en el Chato.

El Chato Álvaro Clavijo

DC: ¿Qué es lo que más le apasiona de estos ingredientes?
La abundancia de tantos ingredientes que encontramos en el mercado y el tan poco interés de la gente en usarlos. Fue un tema más de aprovechamiento y mirar hasta dónde se podían estos ingredientes que no eran tan comerciales y volverlos de alguna manera más atractivos para los clientes.

DC: ¿Cómo influye su experiencia en Europa, Nueva York y México en sus platillos?
Cuando fui a Europa fue un choque muy fuerte porque cuando estudié cocina en España empecé a encontrar una cantidad de cosas que yo no me esperaba y eso abrió mi mente a ser muy curioso y creo que la curiosidad es muy importante en  cualquier carrera y en mi profesión me llevó a hacer muchos viajes. Trabajé en muy buenos restaurantes y realmente eso es lo que me formó a mí como cocinero y a entender que es una disciplina y eso me ayudó muchísimo para lo que hago hoy en día.

El Chato Álvaro Clavijo

DC: De escoger un plato en su carta, ¿cuál escogería y por qué?
Un plato que a mí me gusta muchísimo en el restaurante es el cangrejo, porque ya se ha vuelto como insignia. Es un cangrejo que servimos con unas tejas de arroz negro y a la gente le encanta.

DC: Finalmente cuéntenos cuáles son sus planes favoritos en Bogotá
A mí me gusta salir y conocer restaurantes nuevos. Ver qué está pasando en el mercado con respecto a propuestas gastronómicas. Salgo mucho a comer en mi corto tiempo. La verdad trabajo mucho entonces no tengo mucho tiempo como para salir a otras cosas.

Dónde: Calle 65 # 4-76
Horario: martes a sábado, 12:00 p.m. a 11:00 p.m.; domingos, 12:00 p.m. a 5:00 p.m.
Precios: $$$
Teléfono: 7439931
Facebook: El Chato
Instagram: @elchatobogota