Categorías
Sin categoría

Conoce la lista completa de los ganadores de los Premios Óscar 2019

La gran ganadora fue Bohemian Rhapsody, el film que rinde honor a Freddie Mercury y a su banda Queen, la cual obtuvo cuatro galardones.

En una ceremonia divertida y en la que primaron los mensajes sobre la inclusión y la reflexión artística y hasta política, se dieron a conocer las mejores producciones cinematográficas del 2018. La gran ganadora fue Bohemian Rhapsody, el film que rinde honor a Freddie Mercury y a su banda Queen, la cual obtuvo cuatro galardones.

Bohemian Rhapsody

Por su parte, Green Book, Roma y Black Panther obtuvieron de a tres galardones. Siendo la primera la merecedora del gran premio como Mejor Película. Esta es la lista completa:

Mejor película: Green Book

Mejor director: Alfonso Cuarón por Roma

Mejor actor principal: Rami Malek por Bohemian Rhapsody

Mejor actriz principal: Olivia Colman por The Favourite

Mejor actor secundario: Mahershala Ali por Green Book

Mejor actriz secundaria: Regina King por If Beale Street Could Talk

Mejor película extranjera: Roma

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de The Academy (@theacademy) el

Mejor película animada: Spider-Man: un nuevo universo

Mejor guion original: Green Book

Mejor guion adaptado: El infiltrado del KKKlan

​Mejor fotografía: Roma

Mejor vestuario: Black Panther

Mejor edición: Bohemian Rhapsody

Mejor documental: Free Solo

Mejor corto documental: Period. End of Sentence

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de The Academy (@theacademy) el

Mejor maquillaje y peinado: El vicepresidente

Mejor diseño de producción: Black Panther

Mejor edición de sonido: Bohemian Rhapsody

Mejor mezcla de sonido: Bohemian Rhapsody

Mejor banda sonora: Black Panther

Mejores efectos especiales: El primer hombre en la luna

Mejor canción original: ‘Shallow’ (Nace una estrella)

Mejor corto animado: Bao

Mejor corto: Skin

Categorías
Sin categoría

Unos Óscares cada vez más arriesgados. Las apuestas de Revista DC

Estas son las apuestas de Revista DC para los Premios Óscar 2018

Por Iván Darío Hernández Jaramillo

Con las nominaciones de las maravillosas Llámame por tu nombre de Luca Guadagnino, La forma del agua de Guillermo del Toro, Lady Bird de Greta Gerwig, Phantom Thread de Paul Thomas Anderson y en especial de la inesperada Get Out de Jordan Peele, se demuestra que los Premios Óscar de la Academia cada vez están más con la mente abierta, inclusivos, frontalmente críticos con las políticas del mandato Trump, y en esta edición, tremendamente enamorados del cine independiente. Son una sorpresa en sí las nominaciones.

Estas son nuestras apuestas:

Mejor Película DC: 3 anuncios por un crimen. Director: Martin McDonagh. Compite contra: La forma del agua, Call me by your name, Dunkerque, Get Out, Lady Bird, Las horas más oscuras, El hilo invisible, Los archivos del Pentágono.

Mejor Director DC: La forma del agua. Director: Guillermo del Toro. Compite contra: Christopher Nolan (Dunkerque), Jordan Peele (Get Out), Greta Gerwig (Lady Bird), Paul Thomas Anderson (El hilo invisible).

Mejor Actor Principal DC: Para nuestro deseo, sería maravilloso que quedara el premio con Daniel Day – Lewis, y más tomando en cuenta que esta es su despedida del cine, sin embargo, es más que evidente que la estatuilla se la llevará el increíble Gary Oldman. Además compiten: Timothée Chalamet (Call Me By Your Name), Daniel Kaluuya, por (Get Out), Denzel Washington (Roman J. Israel, Esq).

Mejor Actriz Principal DC: La furiosa maravilla Frances McDormand. Compite contra: Sally Hawkins (La forma del agua), Margot Robbie, (Yo, Tonya), Saoirse Ronan, (Lady Bird), Meryl Streep (Los archivos del Pentágono).

Mejor Actor de Reparto DC: Nuestras puestas van por Sam Rockwell, quien también se ganó el Globo de Oro por su indeleble y chocante -en el buen sentido de la palabra- papel en 3 anuncios por un crimen. Compite contra: Willem Dafoe (The Florida Project), Woody Harrelson (3 anuncios por un crimen), Richard Jenkins (La forma del agua), Christopher Plummer (Todo el dinero del mundo).

Sam Rockell y Frances McDormand en 3 anuncios por un crimen

Mejor Película en habla no inglesa: Tanto The Square de Ruben Östlund (Palma de Oro Mejor Película en el Festival de Cannes), como Loveless de Andrey Zvyagintsev, son en igual medida las películas extranjeras más arrolladoras, para nada complacientes y fuertemente incisivas que tiene la categoría. Se reprocha la ausencia de Fatih Akin por Aus dem Nichts (In the fade). Además compiten: Una mujer fantástica (Chile), The Insult (Líbano), Testről és lélekről (On Body and Soul) (Hungría).

Mejor película animada: Si el mundo fuera justo, el premio debería llevárselo Loving Vincent, sin embargo, competir en contra de Coco es imposible para el resto de las contendientes. México será la gran protagonista por La forma del agua y Coco, siendo tan bella como es, pero no tan completa y profunda como Loving Vincent, ya se ha posicionado como un nuevo clásico de la animación. Además compiten: Un jefe en pañales, Ferdinand, The Breadwinner.

Conoce a todos los nominados ingresando aquí.

Categorías
Sin categoría

El espacio entre la obra maestra y la obra convencional – Alien Convenat

Nuestro periodista  Iván Darío Hernández Jaramillo nos comparte una critica de la película Alien Convenat.

imagen

Y de repente, todos los sueños conducen nuestra mirada al espacio y nuestra mente viaja en el tiempo, desde los propios créditos, a eso que se volvió nuestro mayor terror en el espacio exterior. Los recuerdos de Alien, el octavo pasajero empiezan a aparecer. Desde el primer momento, Alien Covenant ya no parece una película de Ridley Scott, más parece un dibujo en movimiento de Jean Giraud (Moebius). Que experiencia tan única, sin los vicios de la tercera dimensión. El espacio exterior luce tan nítido como un día soleado, pero como todo día en extremo soleado es un aviso inequívoco de una fuerte lluvia futura.

En su primera parte, Alien Covenant no es tan solo un sueño cósmico como ya no se veía en el cine, promete ser además una cátedra de un género maltratado por el tiempo. Michael Fassbender esta maravilloso, tan ilimitado como lo fue HAL 9000 en 2001: Odisea en el espacio.  No tardan en aparecer las primeras máquinas asesinas, versiones letales recién nacidas de la legendaria creación diseñada por H.R. Giger. Él se hubiese emocionado bastante, todo es un homenaje de toda una vida no solamente de Scott, sino además del inmortal diseñador, de Dan O´Bannon y de Walter Hill. En su primera parte, Alien Covenant no tendría nada que envidiarles a los más ambiciosos sueños de Dune de Jodorowsky. Pero solamente es la primera parte.

A partir de aquí con Spoilers. Todo es de lo más convencional, los sustos están advertidos y los orgasmos visuales magistralmente logrados ahora son tan solo un vago recuerdo. Las duchas de sangre son lo único emocionante en esta nueva aventura. Es en muchos aspectos una película gore a toda regla, pero mientras más cuerpos caen destrozados, más Alien Covenant se vuelve una de esas segundas partes cansadas. Digamos que Aliens (la continuación de Alien, el octavo pasajero) y que fue emocionalmente dirigida por James Cameron, es tan vibrante como esta Covenant termina por no serlo. Son las dos partes de todo este universo equivalentemente distantes. Todo es una gran confusión, de la maravilla visual a unas sorpresas dignas de una película de asesinos seriales setentera.  Si el sueco Daniel Espinosa hubiese planteado estrenar Life al lado de Alien Covenant, no se sabría quién le copió a quién el guion y seguramente Ridley Scott, así como se lo hizo a Neill Blomkamp, no hubiese permitido que la hubiera hecho. Cuanto extraño a esta hora todo eso que bien pudo hacer el director sudafricano.

La joya de toda la película se revela en Fassbender, haciendo un doble papel, en ambas facetas más brutal y acertado conforme pasan las escenas. Toda la película es él, inclusive siendo más atemorizante que el Xenomorfo. Es el sintético David de la misión Prometeo, y el sintético Walter de la misión Covenant. Es tan grandioso este actor en estos dos personajes, que los huecos argumentales que hay que pasar por alto para que esta historia tenga un puente ideal con Alien, se hacen muy evidentes con lo que se nos revela de David después del final de Prometeo. Es tan extremo el giro, que se siente una burla, hay que ver Prometeo para entender Covenant y al tiempo hay que olvidar todo lo que con tanto esfuerzo se nos contó en Prometeo para encontrar el norte lógico de Covenant.

El desenlace viaja de lo auto paródico al auto homenaje. Hay una escena con música de película porno y digna de un guion hecho para un viernes 13, en la que la pareja de novios está haciendo el amor en una ducha justo cuando el asesino anda suelto y es quien preciso los mata en el momento más existente de la relación. Luego del chiste, Alien Covenant se apresura al final con la muerte del personaje gay y mexicano y del afroamericano. La inminente muerte de la bestia nos conduce a lo que bien hicieron en su momento Scott y Cameron, las ideas originales, el desenlace clásico. Luego hay otro giro más que cantado, pero tan convincente con la actuación de Michael Fassbender, que terminamos por perdonar la obviedad.