Categorías
Sin categoría

Florence Thomas: Una pluma valiente y poderosa

Florence Thomas es una mujer empoderada, elocuente y amable. En nuestra última edición, tuvimos la fortuna de conversar con ella.

Florence Thomas es una mujer empoderada, elocuente y amable. Tuvimos la fortuna de conversar con ella. Uno de sus últimos libros, realizado con la artista Matilde Lina, Mujeres valientes y poderosas de América Latina, está dedicado a niñas y niños.

Por Esteban Hincapié Barrera.

Florence Thomas escritora invitada. Foto: Andrea Cortés | Revista DC

DC: ¿Cómo fue su llegada a Colombia?
F.T.: Me enamoré de un colombiano en París, estudiaba una maestría en psicología y veíamos clases juntos. Como el amor es ciego, me vine en un avión hacia acá. Llegué a Colombia por amor, una buena razón para llegar a un país. Luego me enamoré poco a poco del país; tuve la suerte de entrar como docente a la Universidad Nacional donde me quedé 30 años.

DC: Desde mayo del 68 en Francia, ¿qué tanto ha cambiado la lucha y el proceso feminista? ¿En qué se parece a nuestra actualidad?
F.T.: Hay algo muy similar y es que la gente va a la calle. En Francia era una revolución estudiantil. Ahora ‘los indignados’ son estudiantes, profesoras, trabajadoras… En Francia había reivindicaciones desde la contracultura, se iba en contra de la guerra de Vietnam.  En ese momento estaban los grandes pensadores de la época: Sartre, Simone de Beauvoir, Lacan, Pierre Bourdieu, Foucault… Hay cosas distintas, pero gritar la indignación permanece. En mayo del 68 se tocó por primera vez el tema de la reivindicación del cuerpo de las mujeres y del aborto. El gran tema justamente hoy. En esa época con grafitis se decía que los muros de París estaban hablando: “Ya no es imposible”, “Las jóvenes rojas, cada vez más hermosas”, “Prohibido prohibir”… Era bellísimo.

Florence Thomas escritora invitada. Foto: Andrea Cortés | Revista DC

DC: La educación tiene muchas aristas, ¿cree que brinda herramientas de formación tanto a hombres como a mujeres?
F.T.: Faltan muchas clases alrededor de la educación sexual, de los derechos sexuales y reproductivos. Hay una enorme carencia del Estado. También hay un contexto muy sensible todavía para este país: el tema de los feminicidios. Algunos medios progresan un poco en dar información y cifras, aunque aún no son totales. Gracias a las líderes estudiantiles hay cosas donde se sabe que ya no podemos retroceder: el empoderamiento de las mujeres existe, el movimiento feminista se diversificó. Por ejemplo: las redes sociales. El arte, los performances en las calles son muy importantes. Es muy sano que las jóvenes tengan otras opciones y otras maneras de reivindicar sus derechos.

DC: ¿Qué les dirías a las jóvenes que trabajan en la igualdad de género?
F.T.: Que no pierdan la fe. La experiencia de trabajar con mujeres populares de todo el país, ha sido increíble. He encontrado mujeres que, sin nombrarse feministas, son más feministas que yo.  Mujeres que, desde su práctica de vida, con pocos recursos y en contextos no cercanos, logran cosas maravillosas. Hay cosas que seguir cambiando. No se ha podido legislar frente al tema del aborto y su despenalización, pero desde la corte suprema se ha avanzado al respecto. Este es un país difícil, pero soy una mujer optimista.

Florence Thomas libro

SOBRE LA AUTORA
*Nació en Rouen, Francia, en 1943 y llegó a Colombia en los 60, donde se dedicó a la docencia en la Universidad Nacional de Colombia.
*Tiene una maestría en Psicología Social, obtuvo la nacionalidad colombiana en el 2011 y la Orden Nacional de la Legión de Honor del Gobierno Francés en 2017.
*Entre sus obras más destacadas se encuentran Conversaciones con Violeta, El macho y la hembra reconstruidos, Había que decirlo y Conversaciones con un hombre ausente.
*Es profesora emérita del Departamento de Psicología de la Universidad Nacional y coordinadora del grupo Mujer y Sociedad del mismo centro.
*Es feminista y activista, asesora de organismos oficiales no gubernamentales en el campo de la problemática femenina. Actualmente es columnista del diario El Tiempo.

Categorías
Sin categoría

Liz Candelo Grueso, la escritora de ébano

Liz Candelo Grueso es productora, modelo, actriz y escritora. Llegó a Bogotá desde Buenaventura para emprender proyectos revolucionarios

Liz es productora, modelo, actriz y escritora. Llegó a Bogotá desde Buenaventura para emprender proyectos revolucionarios que nos han permitido acercarnos a la cultura afrocolombiana.

Quizás el rostro de Liz Candelo Grueso se nos haga familiar, y es que su experiencia en la actuación y el modelaje le dio cierta visibilidad que ella supo aprovechar como empresaria, gestora cultural y productora de eventos.

Liz Candelo Grueso. La casa más grande del mundo

En este proceso aprendió a valorar sus orígenes y a capitalizarlos en su obra creativa. El proyecto Domado Crespo es una manera de invitar a los hombres y a las mujeres a sentirse orgullosos de sus rizos, a mostrar su cabello de forma original y a través de la fotografía dejar un registro de la maravilla de la diversidad.

Su programa literario Sóngoro Cosongo es un homenaje al escritor cubano Nicolás Guillén, que destaca la herencia africana en nuestro continente. Como escritora se ha desempeñado en el guion, la dramaturgia, la poesía y el cuento. Su libro recién publicado La casa más grande del mundo es toda una síntesis del pensamiento afrocolombiano desde la feminidad de una autora que ha reflexionado sobre la sensualidad, el erotismo, el color de la piel, los olores y la sensibilidad del cuerpo.

Conversamos brevemente con esta escritora polifacética, que nos invita a conocer sus proyectos y hacernos partícipes de estos.

Liz Candelo Grueso. La casa más grande del mundo

DC: ¿Quién es Liz Candelo?
Soy cumplidora de sueños.

DC: ¿Qué es La casa más grande del mundo y cómo surge esta obra?
La casa más grande del mundo es mi casa, la casa de la mayoría, es mi país, Colombia.

DC: ¿Qué tan importante es su herencia étnica en su vida, su obra y su día a día?
Es parte importante de mi identidad, parte de mi historia ancestral, son mis raíces africanas sembradas y cultivadas en tierras ajenas y lejanas.

DC: ¿Cómo pasa el erotismo por la obra de Liz Candelo?
El erotismo pasa por mí de principio sin fin. Está en todo lo que escribo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Liz Candelo (@domado_crespo) el

DC: ¿Qué significa ser escritor afro en Colombia?
Significa una mínima comunidad resiliente que sobrevive en un mundo que evoluciona por siglos y continúa como al principio, rezagado, esperando que sus letras afloren un siglo después de sembrarlas.

DC: ¿Cómo nace el proyecto Domado Crespo?
Nace con mi cabello, que se resiste a seguir encadenado a la mal llamada civilización que lo obliga a ser liso, rubio y dócil. Domado Crespo es rebelde, duro, impenetrable, ingobernable.

DC: ¿Qué es lo próximo que viene en la obra de Liz? 
La presentación de mi libro La casa más grande del mundo en la librería ¿Qué hay para leer? el próximo sábado 25 de mayo. El libro Domado Crespo El pelo que nadie quiere, lanzamiento junto con la película que lleva el mismo nombre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Liz Candelo (@domado_crespo) el

Sobre la autora:
*Nació en Buenaventura, Valle del Cauca, un 5 de octubre de todos los años y es nieta de Aquilino Grueso.
*Realizó estudios en la Escuela de Teatro de Rubén DiPietro, y Danza contemporánea en el Ballet de Sandrine Legendre.
*Estudió en el taller de teatro de Alfonso Ortiz y guion con Mauricio Navas y Robert Mckee
*También realizó el taller RENATA: Los impresentables con el maestro Rodolfo Ramírez y hace parte del taller de narrativa Caro y Cuervo.

PRESENTACIÓN LIBRO: La casa más grande del mundo
Dónde:
Librería ¿Qué hay para leer? (C.C. Los Ángeles, Calle 19 # 4-71, Local 23)
Cuándo: sábado 25 de mayo
Hora: 5:00 p.m.
Entrada libre

Categorías
Sin categoría

Margarita Losada Vargas: “A través de mis poemas yo intento quitarle grasa al lenguaje y llegar a lo concreto”

Conversamos con Margarita Losada Vargas sobre las semejanzas de estas dos formas creativas, y su experiencia como cantante y como poeta.

El punk y la poesía regularmente han sido controversiales en el mundo de las artes. Conversamos con Margarita sobre las semejanzas de estas dos formas creativas, y su experiencia como cantante y como poeta.

DC: ¿Cómo fue la entrada a la poesía y al mundo del punk?
Al punk fue más o menos a los 11 años, llega a través de un casete que me regalan en Neiva, mi ciudad natal. Ahí me ligué con sus letras, con su música, con su estilo y su posición frente al mundo. La poesía llegó más temprano gracias a la biblioteca que mis padres habían logrado para mi hermana y para mí.

Escritora invitada Margarita Losada Vargas. Foto: cortesía

DC: ¿Qué hay en común entre el punk y la poesía?
En mi caso hay muchas cosas en común. De entrada, la duración. El punk se caracteriza por tener canciones muy cortas, por ser muy puntual en lo que plantea. Lo otro con lo que lo relaciono: la sensación de libertad, de posibilidad; que es lo que creo que la poesía me provoca y me permite: nombrar, crear y construir. Con el punk rock es exactamente lo mismo: hay un lugar para mí y un espacio que puedo habitar.

DC: ¿Cómo ha sido la experiencia de cantar punk?
Es una catarsis constante, una sensación de liberación, de explosión y de poder ser. El punk rock es una experiencia total. La primera banda en la que estuve era de Neiva, Los Flojos; era una banda de garaje. Duró mucho tiempo, la gente llegaba, tomaba cerveza… nos escuchaba y nos veía tocar. No hubo mayores pretensiones por parte de los integrantes. La banda con la que toco actualmente se llama Cerveza gratis. Este mes estaremos tocando en el barrio Restrepo en Bogotá. La experiencia de cantar es una experiencia con la que puedo volver a escribirme cada vez.

Escritora invitada Margarita Losada Vargas

DC: En sus poemas hay un desasosiego y un grito recurrente, ¿tiene eso algo que ver con el punk?
Seguramente, aunque parecen muy distantes, representan casi que lo mismo. A través de mis poemas yo intento tejer y decir algo, intento quitarle grasa al lenguaje y llegar a lo concreto. Mis poemas no buscan la artimaña del lenguaje: eso es muy punkero, ir al punto.

DC: ¿Qué grupos de punk y poetas la influenciaron?
Las bandas de punk italiano y de punk inglés han sido muy importantes para mí. El punk argentino; soy fan de Violadores y de Flema. En Colombia lo de Ira me parece importantísimo, y hay un grupo español más o menos reciente, que se llama Duelo. Los Ramones es mi preferido y claro, Sex Pistols y Patty Simith… la vi en México, casi muero. Los poetas: Antonio Porchia, esencial; Juarroz, muy importante; Silvia Plath, con quien además coincidimos en el día de nacimiento; Alejandra Pizarnik y María Mercedes Carranza, fundamental.

DC: ¿Escribir poemas o cantar?
La poesía es un canto, nunca dejará de ser así. Es imposible en mi caso separarles.

Escritora invitada Margarita Losada Vargas. Mejor arder

Sobre Margarita Losada Vargas
*Nació en Neiva, Colombia en 1983. Es autora de los libros Mejor arder (Común Presencia Editores, 2013) e Impermanenza (Rafaelli Editore, 2019).
*Coautora de La Persistencia de lo Inútil (Trilce, 2016) y creadora de la tienda online y el blog de poesía lugarpoema.com.
*Forma parte de la antología bilingüe (Español-Francés) de poesía colombiana Vientre de luz / Ventre de lumiere 14 poetas colombianas + Raúl Gómez Jattin (Ladrones del tiempo, 2017).
*Fue incluida en la antología italiana de poesía Il corpo L’eros (Ladolfi editore, 2018).
*Escribe poemas, ejerce la psicología, la docencia universitaria y canta en una banda de punk rock.

Categorías
Sin categoría

“Tenemos muy idealizado al campesino”, Laura Acero

A bordo de su Renault 4, Laura Acero recorre las zonas rurales de Bogotá y Colombia

A bordo de su Renault 4, Laura Acero recorre las zonas rurales de Bogotá y Colombia, llevando lectura y actividades literarias a decenas de comunidades. De esto habla en su libro Viajes de campo y ciudad.

Por María Antonia León

DC: ¿Cómo nació el proyecto Biblocarrito R4?
Somos una familia integrada por tres, mi pareja, mi hijo y yo. En marzo de 2015 nuestros papás nos regalaron un Renault 4. A los pocos meses lo convertimos en una biblioteca itinerante; ponemos los libros a disposición de la gente. Empezamos a rodar por la Bogotá urbana, pero luego nos fuimos a vivir a la zona rural. Poco a poco hemos incorporado otras cosas: intercambios de libros con las comunidades, lecturas en voz alta, talleres de promoción de lectura y shows de magia y títeres.

Laura Acero escritora invitada

DC: ¿Cómo funciona?, ¿cómo lo financias?
Todo surge a través del diálogo con amigos, gente conocida que ve el proyecto y le interesa. Recientemente nos contactaron de un festival en Saravena; en esos casos hacemos un presupuesto y lo presentamos. Siempre depende del proceso y de los recursos que existan para aportar al proyecto. También aplicamos, como agrupación, a becas distritales para el fortalecimiento de bibliotecas comunitarias y promoción de lectura.

DC: ¿Qué localidades de Bogotá has visitado con tu biblioteca ambulante?
Santafé, Chapinero, Teusaquillo, Engativá, San Cristóbal, Usaquén, Suba, Ciudad Bolívar y Usme. Igual, tratamos de recorrer las ocho localidades que tienen ruralidad en Bogotá. Nuestro objetivo es llegar a Sumapaz, pero el estado de la carretera no es tan bueno para llevar al Renault 4. También rodamos por Colombia; este año, por ejemplo, estuvimos en Arauca y Chocó.

Laura Acero Viajes de campo y ciudad

DC: ¿Cómo llegó esta experiencia a convertirse en un libro?
Retomé algo que he hecho toda mi vida: hacer diarios. Mi interés por la memoria es más una obsesión por no perder la mía y llevar un registro de las cosas que he hecho. En el libro registré las cosas que nos iban pasando. Sin que yo me diera cuenta, recogía la relación de nuestra familia con el campo, el conflicto entre nuestro deseo de vivir allí para darle una mejor crianza a nuestro hijo y las realidades del trabajo, que es mucho más duro, y la relación con los campesinos.

DC: ¿Cómo ha sido la experiencia de vivir en el campo?
Nos encontramos con muchas problemáticas. Tenemos muy idealizado al campesino. Uno llega todo hippie a creer que él lo sabe todo y no es así, él también es colono y le falta educación en cuanto al cuidado del ambiente, la tierra y el agua, pero también se hallan tradiciones perdidas y valiosas.

Laura Acero escritora invitada

DC: ¿Cómo se conecta todo eso con los diarios?
Los diarios son una manera de buscar la identidad propia, de preguntarse quién es uno, dónde vive, cómo quiere vivir y cómo cuida el territorio. Esas son las preguntas que les dejamos a las comunidades que visitamos con el Biblocarrito.

SOBRE LAURA ACERO:
*Laura Acero estudió Literatura en la Universidad Nacional de Colombia. Acaba de publicar su libro Viajes de campo y ciudad.
*Trabaja como promotora de lectura, escritora y directora de taller del programa Escrituras de Bogotá del Idartes.
*Desde la vereda El Verjón, en los cerros orientales de Bogotá, lidera el proyecto Biblocarrito R4.
*Ha sido tallerista de literatura en la ruralidad, en regiones como Sumapaz, Usme y Ciudad Bolívar.

Categorías
Sin categoría

“Cuando escribo me entrego totalmente”, Patricia Engel

Una de las autoras de ascendencia colombiana más importantes del panorama literario internacional habló con nosotros sobre Las venas del océano

Una de las autoras de ascendencia colombiana más importantes del panorama literario internacional habló con nosotros sobre Las venas del océano, novela ganadora del Dayton Literary Peace Prize 2017.

Por María Antonia León

Este libro monumental de 427 páginas es de plácida lectura gracias a la poesía, que no solo se hace presente en el modo de decir, sino en la potencia de las imágenes que presenta. Adentro contiene una poética del exilio: el bebé es el mar y el mar es el bebé, así como el bebé es el delfín y el delfín es el océano.

En la reseña dice que la novela lo pone a pensar a uno sobre las fronteras. Pero no, el verdadero resumen del libro es que no tiene fronteras; se desarrolla en un mundo en el que no existen: el océano no las tiene. Esa no-frontera es justamente lo único que une y desune a los protagonistas: es abismo y separación, pero también es abrazo y encuentro.

DC: ¿Cómo fue el proceso de investigación durante la escritura del libro?
Fue un proceso muy intenso que duró cuatro o cinco años, tuve que leer más o menos cien libros, viajar, conocer, y vivir de una manera abierta para poder conocer las vidas de mis personajes más íntimamente. Hubo ciertas facetas que tuve que estudiar mucho, como el sistema de encarcelación en los Estados Unidos, la pena de muerte, el deporte de apnea y las religiones afro-cubanas.

DC: ¿Qué preguntas se hizo antes de comenzar y cómo cambiaron, a lo largo de la escritura, las respuestas?
¿Cómo perdonar lo imperdonable? La respuesta es que todo se consigue con amor.

DC: ¿Qué leyó mientras escribía Las venas del océano?
Siempre leo mucho, incluso cuando estoy escribiendo una novela. En este caso, fue una mezcla de libros para mis investigaciones y otras novelas o antologías simplemente para divertirme.

DC: ¿Qué escritores, personajes o canciones la acompañaron en el trayecto?
La música de Carlos Varela y de grupos cubanos como los Orishas y los Aldeanos.

DC: ¿Cuánto tiempo duró el viaje?, ¿cómo definió la ruta?
En los tres o cuatro años en que estuve escribiendo esta novela, viajé a La Habana diez o doce veces, a Cartagena cuatro veces, y pasé mucho tiempo en los cayos de la Florida, donde también se desarrolla parte de la historia de Reina y Nesto.

DC: ¿Qué implica entregarse a un proyecto robusto como este en un momento en el que todavía se lee poco y vivimos el boom de la nouvelle?
Pienso que la gente lee mucho. Desde el principio del mundo, el ser humano ha sentido el impulso de contar, grabar y escuchar historias que describen la experiencia humana. Cuando escribo una novela me entrego totalmente porque siento que el libro merece ese nivel de compromiso y me tengo que abrir y dejar que la historia y los personajes me cambien como persona para yo poder escribir sus vidas de una manera auténtica.

Las venas del océano de Patricia Engel

DC: Después de este libro, ¿qué sigue?
Otra novela y otra colección de relatos.

Sobre la autora:
Página web: patriciaengel.com
Redes sociales: facebook.com/patriciaengel, Twitter @patricia_engel   

Categorías
Sin categoría

“La realidad es bastante sobrenatural”, Liliana Colanzi

La escritora boliviana Liliana Colanzi es una de las invitadas a la FILBo 2018

La escritora boliviana Liliana Colanzi es una de las invitadas a la FILBo, donde participará en una mesa sobre ciencia ficción, el género en el que se mueven sus relatos. Hablamos con ella.

DC: ¿Cómo nacen sus cuentos?
Los cuentos nacen del deseo de descubrir una forma que no conocemos pero que presentimos. A veces llega como una voz, otras como una imagen y en otras ocasiones como una sensación. La escritura es la vía en que se revela esa forma.

Liliana Colanzi

DC: ¿Qué escritores bolivianos recomendaría?
De los clásicos, la poesía de Jaime Saenz, un autor fabuloso e inagotable. De los contemporáneos, a Giovanna Rivero, Magela Baudoin, Edmundo Paz Soldán, Wilmer Urrelo, Juan Pablo Piñeiro, Rodrigo Hasbún, Sebastián Antezana y Maximiliano Barrientos, entre muchos otros.

DC: ¿Hacia dónde camina ahora su prosa?, ¿en qué proyecto avanza en este momento?
Acabo de terminar un cuento que transcurre enteramente en una cueva y sus alrededores, y que empieza en el Cretácico y termina cuando los humanos ya no están más en este planeta. En ese cuento quería experimentar con el tiempo, con la forma en que la escritura también da un sentido de lo cósmico. En cada libro me interesa explorar cosas nuevas y me es difícil ver hacia dónde estoy yendo mientras estoy en pleno proceso.  

Liliana Colanzi

DC: ¿De dónde vienen la paranoia, el misticismo y la magia que hay en sus relatos?
La realidad es bastante sobrenatural. No tenemos una respuesta para las grandes preguntas: ¿Cómo se creó el mundo? ¿Qué pasa cuando uno muere? ¿Hay vida en otros planetas? ¿Existe el mal como una entidad? Lo ignoramos todo. No sabemos cómo perciben el mundo otros animales: cómo es la luz para la mosca, o qué gama de sonidos oye una ballena, o de qué manera percibe el calor la garrapata. Y tampoco la realidad es la misma para un paranoico, para un místico o para alguien que sufre una crisis nerviosa. Vivimos a oscuras, tratando de crear una ficción que le dé sentido al mundo. Me interesó capturar estas ficciones y también ahondar en el fenómeno de la percepción.

Evento: Ciencia Ficción: Experimentos de pensamiento o las tierras internas de la imaginación
Cuándo: 22 de abril, 6:00 p.m.
Dónde: Gran Salón Ecopetrol – Sala B, Corferias (Carrera 37 No.24-67)